Follow by Email

lunes, 23 de abril de 2012

Fantasmas olorosos.




Según aseguran los expertos  que ‘de acuerdo al   olor que emite un fantasma depende del mensaje que nos quieran transmitir’.
Cuando estos seres desean comunicarse  con sus familiares o con sus amigos, lo hacen de diferentes maneras.
Algunos relatos hablan sobre ‘voces fantasmales’, ‘voces que nos dan consuelo’,  o ‘nos advierten de algo’.
Pero, según la ciencia, se demostró que ‘el olor y la memoria están estrechamente relacionados’.
Cuando quieren acercarse lo hacen sin mostrarse ante los ojos de uno para no causar pánico, y utilizan  el olor, para avisarnos de un suceso que se puede producir en el momento o para recordarnos un hecho pasado.
El aroma  más común de  los espíritus es el olor a flores frescas: rosas, lilas, jazmines.
Estos  tres olores se los atribuyen a los fantasmas más recientemente, por ejemplo  ‘un aroma floral nos puede recordar a un ser querido que falleció  hace poco, o nos recuerda algún lugar  porque quiere demostrar que se encuentra cerca nuestro y no nos damos cuenta.
Otros  espíritus tienen  olores estrechamente relacionados con lo que fueron en vida, como el olor de un cigarrillo o una pipa, un perfume o colonia, café, cerveza, o bien un plato de comida.
Los aromas  son utilizados específicamente por los difuntos para que sus seres queridos sepan que están cerca en los momentos de alegría y de dolor.
Los olores de moho, huevo podrido o de azufre, nos indican  que por lo general  ‘los espíritus se encuentran muy tristes o están  incómodos en el lugar en el que están’.
Las personas que pasaron por  estos fenómenos, pueden hacerse  una serie de preguntas que los ayudarán a comprender mejor el mensaje que nos quieren transmitir: ¿es un olor agradable?, ¿es un aroma familiar?, ¿quién quiere ponerse en contacto con nosotros y por qué?, ¿están pasando momentos particularmente difíciles o felices en su vida?.
El  misterio de estos fenómenos paranormales, por lo general lo pueden percibir  una o dos personas en un ambiente,  y para los demás pasa desapercibido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario