Follow by Email

jueves, 9 de agosto de 2012

El Gibbon Siamang, con un peso de 170 gramos, nació en un parque de safari, en el zoológico de Ramat Gan, Israel.


No importa qué tipo de animal es, pero un  recién nacido necesita la protección y el amor de su madre.
Y así lo demuestran las  imágenes,  cómo este simio de siete días de vida, no puede soportar estar lejos de su madre.
El Gibbon Siamang, con un peso de 170 gramos, nació en un parque de safari, en el zoológico de Ramat Gan, Israel.
Estas impresionantes imágenes muestran que el bebé se aferra a su madre, a veces completamente apoyado sobre su  pecho.
Y la mamá es feliz de hacerlo como se ve claramente  como protege al  recién nacido.
El Gibbon Siamang se encuentra en la isla indonesia de Sumatra y la península de Malasia y  su   principal amenaza es la pérdida del hábitat.
Se alimentan principalmente de plantas y  pueden vivir más de 30 años en cautiverio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario