Follow by Email

lunes, 3 de junio de 2013

Monsanto lanzará abejas robot mientras amenaza toda vida eliminando las abejas naturales -

DE TERROR 

Con mucho entusiasmo la corporación genocida anuncia el lanzamiento de sus Abejas robot, las cuales "polinizarán los campos de cultivo de Monsanto". Dado que las abejas están siendo eliminadas sistemáticamente con pesticidas de Bayer y Monsanto, interrumpiendo de esta manera los ciclos biológicos naturales en todo el planeta y poniendo en riesgo la vida sobre la Tierra, Monsanto presenta una solución que sólo servirá a sus propósitos, como si el resto de la flora mundial no existiera ni fuera necesaria. Además del daño inconmensurable que provoca directamente a la salud humana, existe un nuevo programa para "sustituir la fauna asociada con la agricultura" con máquinas robóticas que polinizarán los campos de cultivo transgénico.


Imágenes integradas 4

Por Celeste  Fassbinder 

Daño irreparable a la naturaleza

Millones y millones de años pusieron a las abejas en una posición clave y elemental para la existencia de vida en el planeta, pero a Monsanto no le interesa que la Tierra se transforme en un desierto marciano, siempre y cuando pueda continuar produciendo cáncer para despoblar en sus campos OGM.

Las abejas existen en nuestro planeta desde hace 80 millones de años. Su estilo de vida ha conllevado el que necesiten del néctar y del polen de las flores para su subsistencia, con lo que en su diario ajetreo van transportando este último de unas plantas a otras. De esta manera, no sólo se logra la fecundación de las plantas (reciben los granos de polen de otras flores, aportados por las abejas en sus numerosos vuelos), sino que con ello se consigue una diversificación de las características de cada vegetal, algo que resultaría imposible sin la inestimable ayuda de estos insectos. El trabajo polinizador de las abejas es basico para el desarrollo de todos los árboles y plantas que dependen, para su desarrollo habitual, de la fecundación por medio del polen que les aportan las abejas diariamente, por lo que, sin la labor de estos insectos, perderíamos la posibilidad de alimentarnos. Concretamente, el 80% de las plantas con flores depende de la labor polinizadora de las abejas.

Luego del Agente Naranja, la Bomba Atómica, el DDT, los transformadores PCB, el glifosato, las semillas modificadas genéticamente, los fertilizantes, los pesticidas y las patentes sobre la vida, Monsanto vuelve a demostrar su oposición absoluta a la vida y lo natural, anunciando que planea implementar un programa de abejas robóticas para polinizar sus campos, y citando un proyecto de varias décadas. Monsanto sabía que estaba exterminando a las abejas e invirtió en un laboratorio de Microrobótica en Harvard, donde comenzó a desarrollar Vehículos de Micro Aire (Micro Air Vehicles), la creación de esta dependencia fue anunciada en el 2009.

No es sostenible

La corporación Monsanto lanzará al medioambiente millones de abejas robot insostenibles ya que no generan su propia energía como si lo hacen las abejas naturales, para contrarrestar  la toxicidad de los pesticidas utilizados en sus campos de cultivo, casi todos producidos en sus fabricas satélite de Shell y Bayer. Estos químicos amenazan y de hecho redujeron la población mundial de abejas drásticamente en los últimos 20 años, afectando la biodiversidad, la agricultura, y a cualquier ser viviente del planeta.

Uso militar

Las abejas robot de Monsanto son pequeños vehículos de titanio y plástico, que volarán entre las flores distribuyendo el polen. "Asimismo, en una versión todavía más sofisticada, existirán colmenas enteras cuidadosamente programadas para, a través del algoritmo correcto, polinizar campos específicos". Por supuesto, esta tecnología será utilizada con fines de vigilancia y operaciones militares. Los robots podrán esparcir armas biológicas virales y neurotoxinas.

Consecuencias

Las abejas son producto de millones de años de evolución, y son responsables de polinizar no sólo los cultivos artificiales sino toda la flora planetaria, de la cual dependen los animales y por supuesto la humanidad. Forman parte del equilibrio biológico que hace posible la vida en la Tierra, incluyendo el aire que respiramos al polinizar los bosques. Son seres vivientes que generan su propia energía, no consumen electricidad que debe ser generada. Las abejas robot de Monsanto y la insistencia con pesticidas y otros químicos tóxicos simbolizan sin lugar a dudas un camino sin retorno hacia la destrucción de la vida. Estos pequeños drones necesitarán alimentación y control, y no podrán equilibrar la falta de abejas reales y su función en la naturaleza.

Los idiotas cerebro lavado a cargo de medios de comunicación cooptados por los bancos festejan la nueva aberración diciendo que "es una maravilla de Monsanto".

Abejas, la especie más importante del planeta

En el mes de Noviembre del año 2008 la Royal Geographical Society de Londres corroboró que la abeja es la especie animal más importante de la Tierra. El grupo de científicos determinó que, sin las condiciones actuales naturales, la vida sería prácticamente imposible. Las dos especies más importantes para la conservación de la biodiversidad fueron: el plancton (en destrucción por las petroleras y radiactividad) y las abejas (en extinción gracias a Monsanto, Bayer y Shell). "El profesor David Thomas defendíó la importancia del plancton. El Doctor George Mc Gavin postuló a las abejas. Finalmente los argumentos más convincentes fueron los expuestos por el Señor Mc Gavin, los cuales en la votación dieron el título honorífico como -Especie Más Valiosa a las abejas. Las pruebas y argumentos presentados por el científico explicaron que más de un cuarto de millón de plantas florales dependen de las abejas, así como otras muchas especies cruciales para la agricultura, vegetales o árboles frutales cuyos frutos alimentan a los animales (incluyendo seres humanos)". Quien desee, puede leer el libro completo o descargárselo en el siguiente enlace: "Si desaparecieran las abejas, la vida sería casi imposible".


Celeste Fassbinder

No hay comentarios:

Publicar un comentario