Follow by Email

martes, 16 de agosto de 2016

Solución tecnológica para desalentar el robo de celulares en la Ciudad

Como consecuencia de la salida del juego "Pokemon Go", las calles de la Ciudad se vieron plagadas de ciudadanos buscando pokemones con sus teléfonos inteligentes. Lo que estos ciudadanos parecen olvidar es que el robo de equipos de telefonía móvil constituye un problema creciente en la Ciudad de Buenos Aires. De acuerdo con el Mapa del Delito elaborado por la Dirección General de Análisis Criminal y Planificación Estratégica de la Persecución Penal (DAC), solo en abril de 2015 se robaron 879 celulares en la Ciudad. A ello se suma que según la Asociación GSMA, el 35% de las víctimas son menores o adolescentes. En medio de este contexto, llama la atención el proyecto de la Diputada Natalia Fidel (SUMA+) que busca, justamente, masificar la inclusión de soluciones tecnológicas antirrobo en los teléfonos móviles inteligentes con el fin de que, al disminuir el valor de reventa, se desincentive su robo.


La solución tecnológica, conocida más comúnmente como "kill switch", permite inutilizar un smartphone de forma remota en caso de que este caiga en manos no autorizadas. Así, el usuario cuyo smartphone fue robado debe completar un formulario web introduciendo su contraseña única obtenida durante la configuración inicial, y de esta manera acciona la solución tecnológica que deja completamente bloqueado el celular. Además, se propone que para realizar una reconfiguración a valores de fábrica satisfactoriamente sea necesario ingresar la contraseña única. De esta manera, aunque el consumidor no accione la solución tecnológica, el valor de reventa del teléfono móvil inteligente disminuye porque no puede ser registrado nuevamente para ser utilizado sin la contraseña del usuario autorizado.

La iniciativa de Fidel no es nueva en el mundo. El primer antecedente fue la introducción del bloqueo de activación de Apple: en la Ciudad de Nueva York los robos de teléfonos Apple se redujeron 19% en el año 2014, tras 5 meses de introducida la solución tecnológica (comparado al mismo período del año anterior). En San Francisco, los robos de teléfonos Apple se redujeron 38% y en Londres, 24% en un período de 6 meses. En esas mismas ciudades, los robos de otros tipos de teléfonos móviles inteligentes no solo no disminuyeron sino que aumentaron en el mismo período, lo que sugiere que la solución tecnológica logró desincentivar el robo a los teléfonos que la incorporaron. Otros antecedentes radican en los estados de California y Minnesota. De hecho, el proyecto de Fidel está inspirado en la Ley de Kill Switch de California y fue desarrollado en conjunto con los especialistas que trabajaron en la redacción y aprobación de la ley californiana.

El proyecto prevé que a partir del 1 de enero de 2017, todos los teléfonos vendidos en la Ciudad deban incorporar dicha solución tecnológica. Respecto de las posibles dificultades de implementarlo, la Diputada Fidel explicó a "Apple, Microsoft, Alphabet (Google) y Samsung, entre otras, tienen desarrollada la tecnología requerida. De modo tal que no existen impedimentos técnicos para su aplicación, lo cual permite concluir que, de aprobarse este proyecto, la implementación no tiene por qué implicar dificultades para las empresas fabricantes de smartphones ni para los proveedores de sistemas operativos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario