Follow by Email

viernes, 25 de mayo de 2012

Un revolucionario avión solar llamado Solar Impulse y piloteado por uno de sus inventores, realiza su primer viaje intercontinental desde Suiza hasta Marruecos, con escala en Madrid.




El piloto y fundador del proyecto, André Borschberg, recorrerá 2000 kilómetros sin una gota de combustible.
El Solar Impulse partió a las 8 24 hora local con un retraso de dos horas debido a la niebla que había en el aeropuerto.
Se espera que llegue a Barajas a las 2 de la madrugada del viernes. Allí, la aeronave permanecerá hasta el lunes, donde tendrá una revisión técnica.
Luego, habrá un cambio de piloto, pues el otro involucrado en el proyecto, Bertrand Piccard, efectuará el vuelo hasta Rabat.
La envergadura del Solar Impulse es de 64,3 metros; similar a la de un Airbus A340 y posee una superficie alar de 204 metros cuadrados. Mide 21,85 m de longitud y 6,4 m de altura, pesando únicamente 1.600 kilos como un automóvil mediano.
Está dotado de cuatro pequeños electromotores de 7,5 kW (10 Caballos) cada uno. Los motores se alimentan por medio de 11.628 células fotovoltaicas que almacenan la energía en baterías de alto rendimiento. La aeronave alcaza una velocidad de crucero de 70 kilómetros por hora.
Los inventores declararon que este vuelo es la última prueba, “antes de una vuelta al mundo en 2014”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario