Follow by Email

martes, 9 de octubre de 2012

El Premio Nobel de Medicina 2012 fue para el británico John B. Gurdon y el japonés Shinya Yamanaka.



Los  trabajos científicos demostraron  que: ‘se puede dar marcha atrás al reloj biológico y reprogramar células adultas y diferenciadas para devolverlas a su estado inicial’.
La Academia sueca: ‘Reprogramando estas células humanas, los científicos crearon  nuevas oportunidades para estudiar enfermedades y desarrollar métodos de diagnóstico y terapia’.
Shinya Yamanaka demostró que: “Bastaba con insertar cuatro genes para transformar una célula de la piel en una que se comportara como si fuera embrionaria. Ese nuevo tipo celular, que llamó iPS, era el punto de partida para generar en el laboratorio neuronas, células musculares, cardiacas… o cualquiera de los más de 220 tipos celulares de un organismo humano”.
El genetista John B. Gurdon: “Fue el primero en pensar en ese cambio de concepto al afirmar que ‘la especialización de las células es reversible’. Formuló la hipótesis y también la comprobó. Lo hizo en ranas, al reemplazar el núcleo de un óvulo de rana con el núcleo de una célula intestinal madura del animal, pese a lo cual el óvulo modificado acabó eclosionandoun renacuajo normal. Ese descubrimiento le permitió llegar a la conclusión de que ‘el ADN de la célula madura aún tenía toda la información necesaria para desarrollar todas las células en la rana’”.
Este año, debido a los recortes económicos, el premio es de  ocho millones de coronas suecas, unos  930.000 euros, o sea  un 20% menos que el año pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario