Follow by Email

domingo, 27 de octubre de 2013

Monsanto, la inmensa compañía biotecnologica que ha sido culpada por la reducción de la población de abejas, compró una de las organizaciones líder en investigación sobre el colapso de abejas.


Por Anthony Gucciardi -

Recientemente prohibido en Polonia, siendo una de las principales razones la posibilidad de que el maíz genéticamente modificado de la compañía esté devastando la población de abejas, es evidente que la corporación Monsanto está siendo muy mal vista por su rol en la decadencia de este vital insecto. Es, por lo tanto, bastante evidente la razón por la cual Monsanto compró una de las más grandes firmas mundiales de investigación en abejas.

Puede encontrarse en los reportes públicos de las compañías publicado en los medios de comunicación masivos que Monsanto adquirió/compró la firma de investigadores de abejas en el año 2011. Durante este periodo la correlación entre los cultivos transgénicos de Monsanto y la declinación de abejas no fue investigado ni expuesto en los medios de comunicación principales y, de hecho casi no se tocó el tema hasta que los oficiales Polacos indicaron su seria preocupación durante esta prohibición monumental.

Ser dueño de una importante organización que se focaliza fuertemente en el colapso de las abejas, la cual es muy reconocida por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) por su misión cuyo lema es el de “recuperar la salud de las abejas y proteger el futuro de la polinización por insectos”, puede ser muy ventajoso para Monsanto.

De hecho, la información que presenta esta organización de investigación sobre abejas afirma que su principal objetivo es estudiar el asunto concreto del desequilibrio que lleva al colapso el cual, se piensa es resultado-al menos en parte- de las propias creaciones de Monsanto. Su sitio web afirma: “Mientras que su principal objetivo es controlar el Trastorno de Colapso de Colonia (Colony Collapse Disorder) y la crisis de infección por el Virus de Parálisis Aguda Israelí (Israeli Acute Paralysis Virus), la misión de los “Abejólogos es convertirse en los guardianes mundiales de la salud de las abejas.”

Es más, los “abejólogos” son reconocidos por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), el Servicio de Investigación en Agricultura del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA-ARS), los medios de comunicación y los “entomologos lideres” en todo el mundo.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), por supuesto, tiene un gran vínculo con Monsanto. La agencia gubernamental (USDA) ha ido muy lejos con el fin de asegurar que las ganancias financieras de Monsanto continúen subiendo, yendo tan lejos como por ejemplo dar a la compañía una aprobación especial rápida para sus más recientes semillas genéticamente modificadas.

Resulta ser que Monsanto no estaba recibiendo una aprobación lo suficientemente rápida de sus cultivos, los cuales han sido vinculados con daños severos a los órganos vitales del cuerpo humano y otras asuntos preocupantes significativos referidos a la salud.

Steve Censky, director ejecutivo de la Asociacion Sojera de Estados Unidos (American Soybean Association), lo afirma claramente: Fue una movida para ayudar a Monsanto y a otros gigantes de la biotecnología para que aplasten a la competencia y obtengan ganancias. Después de todo ¿a quién le interesa la salud pública?

“Es un interés desde una posición competitiva” dijo Censky en un reportaje telefónico.

Parece ser que cuando Monsanto no puede hacerse responsable por la devastación ambiental que genera, compra a compañías que potencialmente pueden convertirse en sus “expertos” para negar cualquier conexión entre sus cultivos y la declinación de las abejas.

Hector Slongo
BWN argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario