Follow by Email

martes, 11 de septiembre de 2012

Una fruta deslumbrante de la selva africana fue declarada como la especie biológica más colorida conocida por la ciencia hasta el momento.



Las pequeñas ‘perlas’, esféricas, de color azul metálico, son el fruto de una planta llamada Pollia Condensata, que crece en Etiopía, Angola y Mozambique, donde se utilizan como decoración.
Sus células reflejan diferentes colores que le dan un “aspecto puntillista’, la técnica utilizada por los pintores impresionistas que a través de una serie de puntos representa un conjunto sólido.
A través de sofisticados microscopios, los científicos pudieron ver la piel iridiscente del fruto, lo que significa que la misma cambia de color según el ángulo en el que se observa; no tiene pigmento azul.
Su color intenso proviene de la interacción de la luz con pequeñas fibras de hebras de celulosa apiladas como capas de hélices dentro de las paredes celulares de la piel de la fruta.
La distancia entre estas capas ligeramente varía de célula a célula – alterar el color reflejado desde cada punto y da un aspecto imponente “pixelado”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario