Follow by Email

martes, 26 de junio de 2012

Solitario George, una tortuga gigante, última en su especie, de las islas Galápagos, murió a los 100 años sin dejar descendencia.



Solitario George pertenece a la especie Geochelone nigra abingdoni, y a pesar de los esfuerzos de científicos ecuatorianos y de la Universidad de Yale, la tortuga no dejó descendencia,
Según dijeron los responsables de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) la tortuga murió joven para su edad, ya que estos animales llegan a los 200 años.de vida.
“Las causas de la muerte de este individuo, se conocerán una vez que se realicen los exámenes médicos respectivos”, dijo la DPNG en su cuenta de Twitter.
Solitario George era todo un símbolo en las islas y fue descubierto por un científico húngaro en 1972, cuando se pensaba que su especie ya estaba extinta.
Se cree que la tortuga será embalsamada para que las generaciones futuras conozcan la especie y la particular historia de Solitario George.

No hay comentarios:

Publicar un comentario