Follow by Email

martes, 25 de diciembre de 2012

Un gran apagón de la comunicación satelital podría producirse en 2013, debido al denominado “máximo solar”, es real.



La NASA asegura que su mecanismo de alerta temprana informará en caso de que las tormentas solares lleguen a representar potenciales inconvenientes para las personas.
Para ello posee un satélite que orbita la Tierra a una altura de unos 1,5 millones de kilómetros, y que está equipado con instrumentos científicos destinados a analizar la composición química e isotópica de los rayos cósmicos intergalácticos, el viento solar y la materia interestelar.
Una vez cada 11 años el Sol emite una irradiación mucho más potente de lo normal, dando paso a erupciones solares violentas más a menudo y provocando bombardeos de rayos cósmicos. ACE (por sus siglas en inglés, de Advanced Composition Explorer).
Los rayos pueden dañar los aparatos tecnológicos y la comunicación satelital. Pero en caso de producirse una tormenta solar de gran magnitud, ACE emite una señal de alerta temprana.
El director asociado científico del Departamento de Heliofísica del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la Nasa, C. Alex Young, asegura que es un período suficiente para tomar algunas precauciones técnicas y evitar daños mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario